28 jul. 2014

Walter Mitty: La Belleza (IV)



¿Es la belleza algo que se pueda tocar? No necesariamente. La belleza está allí afuera a nuestro alrededor, en forma de niños, transformada en un atardecer, o cubriendo por completo a una mujer. Como lo escribí hace algún tiempo, las mujeres forman la mitad de la belleza que hay en el mundo, y si tal vez no os habréis dado cuenta, la belleza está mas cerca de lo que creemos.

El hombre común (nuestro héroe anónimo) siempre tiene a su alcance a una belleza. Walter Mitty la tiene; el portero del edificio la tiene; el tipo que reparte el pan, también; el niño en la escuela, recién acaba de encontrarla. Todo hombre se encontrará con una belleza.

Lo normal sería que al encontrar esa belleza, el hombre común deba ir tras ella. Sin embargo, si aún no has encontrado esa "quintaesencia", esa #25, esa cosa que te define como hombre, simplemente no sabrás que hacer. Parafraseando a John Eldredge, "una mujer es un fragmento de eternidad demasiado grande para el hombre"1.

Cuando encuentres tu belleza, no debes correr inmediatamente a ella, primero debes emprender tu viaje para encontrar la esencia de tu existencia, encontrar esa cosa que te define, tu fortaleza. Después podrás volver y enfrentar a esa belleza humana.