28 nov. 2011

FABRICA DE HOMBRES (Interludio)



Una pequeña pausa.

Durante la celebración del aniversario No. 56 de mi padre, recibimos una noticia que alegró a todo mundo, en especial a mi padre, quien con lágrimas en sus ojos y voz quebrada mientras abrazaba a su primer nuera dijo "este es el mejor regalo que me pudieron haber dado". Y es que recibir la noticia de que seras abuelo por primera de tu primogénito que hace un año se casó por las buenas y sin adelanto, es lo más satisfactorio para un hombre que se encargó de educar a cuatro hombres.

Y es que desde hace años considero a mi padre una fábrica de hombres, pues de los 6 embarazos que tuvo mi madre los primeros dos no alcanzaron a nacer y ambos eran hombres. Después nacimos nosotros: sus 4 hijos hombres. 

Seguramente no fue el hombre más tierno del mundo pero influyó en nosotros tan grandemente que somos reflejos de su personalidad. Tan grande fue su transición de personalidad que hemos escuchado en más de una ocasión decir a mi madre con aire de orgullo "sos igual que tu papá".

No logramos heredar su gran capacidad física, tampoco heredamos su pasión por manejar vehículos pesados ni su amor por el trabajo pesado, pero sin duda heredamos su sed de hacer cosas con nuestras propias manos,  su capacidad autodidacta y su fortaleza de espíritu. Él nos hizo a su imagen.

Él, junto a mi madre, lograron educar a cuatro hombres íntegros. No necesitaron de libros, ni terapias de familia, ni regalos costosos, ni un estilo de vida ostentoso. Con sus pocas posibilidades lograron formar a cuatro hombres de los que el primogénito hoy presenta a su primer descendiente. 

Solo un hombre puede hacer a otros hombres y solo Dios puede hacer a un hombre que hace a otros hombres. Ese hombre es mi padre.

24 nov. 2011

LA CAMINATA (PARTE I)

Todo hombre en su vida emprende un viaje al centro de su corazón, en donde se encuentra con su verdadero yo. El lugar en donde conocerá su verdad y su identidad. En donde recibirá su nombre y podrá ser contado entre los hombres verdaderos.

Este viaje empieza de muy distintas formas. Nunca es igual en ningún hombre. Sin embargo, todos deberán atravesar lo que King George conoce como "La Caminata" el viaje de un niño para convertirse en hombre.

Para esto, todo hombre deberá renunciar a todo lo conocido, a la seguridad de su habitación, a la máscara de estudiante o empleado, a las falsas expectativas, al control de las cosas, a las defensas emocionales, a los cálidos brazos maternos y a la hermosa compañía femenina. Deberá ser guiado por un hombre. Alguien que conozca el camino y quien pondrá pruebas y dificultades para que el ahora niño resuelva con su intelecto y sus habilidades y regrese a casa como un hombre.

Es algo que todos los hombres deben hacer sin excepción.

Evitar que un hombre vaya a su caminata es como si se castrara a un semental, es robarle su identidad, es robarle la oportunidad de ser hombre. El hombre terminará siendo siempre un hijo de mami y vivirá el resto de su vida en una muerte silenciosa. Eso si, será amable y obediente, pero con el tiempo se convertirá en un ser aburrido, sin propósito y sin iniciativa. Será un  muerto viviente.

La caminata empieza cuando un hombre se despierta y se da cuenta que su vida es una farsa. Cuando se da cuenta que no tiene una identidad y que no tiene la más mínima idea de adonde se dirige.

Allí comienza la verdadera caminata...

22 nov. 2011

SON MUJERES, NO HOMBRES...

Empiezo con una disculpa formal y sería, sobre todo por aquellas mujeres dignas y honrosas que dan vida, amor y respeto sin esperar nada a cambio. Una disculpa a todas aquellas mujeres que han visto cosas buenas en sus amigos, novios, esposos o hermanos. A todas aquellas que siempre han entendido lo difícil que es para los hombres ser auténticos. A las que sin importar los miles de defectos que tengan los hombres, han aprendido a apreciar, querer y amar a uno. Una disculpa a las madres y abuelas.

Lo siento mujeres, pero las mujeres son las menos indicadas para decir quien es o no un hombre.

Lo siento, pero las mujeres no tienen ni el poder, ni la autoridad, ni la capacidad de validar o invalidar a ningún hombre. Ninguna de ustedes, con su hermosura, valor e inteligencia, jamás podrá convertir a un niño en un hombre. No podrán proveer a un hombre de la identidad que se merece. No pueden darle nombre a un hombre.

Los hombres harán muchas cosas estúpidas en su vida y entre ellas será buscar aceptación en ustedes, pero lo cierto es que ninguna por más que ame a alguien, podrá validar a un hombre. Nunca. Son mujeres, no hombres.

21 nov. 2011

STEVE ROGERS: EL FLACO


Si. Hablo del Capitán América. Pero no precisamente del superhéroe llevado a la pantalla durante este año, sino del enclenque, flacucho y enfermo personaje que era antes de convertirse en el famoso personaje. Este chico se llamaba Steve Rogers.

Steve Rogers (según la película de este año) era un chico delgado, pequeño y sin mucha condición física. En otras palabras diría que soy yo, salvo que no soy rubio y mucho menos seré soldado. Es el ejemplo perfecto de lo que las mujeres NO BUSCAN. Un chico pequeño y algo tímido, con un amigo que intenta conseguirle una pareja, pero en su afán de ser reconocido siempre las ignora persiguiendo su sueño de ser soldado. Su solicitud es rechazada en cuatro ocasiones y todo mundo le dice lo mismo: No serás soldado.

Nadie parece valorar su actitud excepto un desconocido que resulta ser un científico alemán. Luego se convierte en un super soldado.

Lo interesante del asunto, es que una agente lo reconoce por quién es y no por cómo se ve. Podemos ver a una Peggy preocupada por lo que harán con el chico, una mujer que tiene fe en el mucho antes que los oficiales del ejercito. Y aunque todo mundo lo niegue, Peggy no se enamora de Steve Rogers después del experimento, lo hace antes de esto. Peggy se enamora de Steve cuando hablan sobre un baile.

Muchos hombres somos como Steve, llenos de defectos y de un mundo entero que nos dice que no tenemos lo que se requiere para ser hombres. Una sociedad en donde los méritos son más importantes que la esencia de un hombre. Lo más triste del asunto es que estos Steve-Hombres no saben que tienen la actitud que los científicos locos y las mujeres valientes buscan: valor.

15 nov. 2011

"...TIENE AL ESPOSO PERFECTO... UNA MUJER."



Si. Nada más y nada menos que Dr. House. Y es que House tiene un estilo único de decir la verdad: su vida es miserable y pretende demostrarlo al resto del mundo con comentarios sarcásticos y esas cosas. Pero de las máximas que este personaje del Fox me han pegado más fue "Felicidades señora, tiene al esposo perfecto: Se casó con una mujer".

Hoy en día, el mundo tiene muchos problemas. Conflictos por todas partes y desesperanza por todos lados, y lo que siempre vemos en los anuncios de de responsabilidad social son fotos de niños desnutridos, adolescentes embarazadas, mujeres abandonadas y maltratadas. La pregunta del millón ¿Y los hombres?

Los hombres son seres humanos con una increíble capacidad de pelear batallas, buscar aventuras y rescatar princesas en apuros. Pero ¿dónde están?

Este mundo fue demasiado exigente con ellos durante el siglo pasado y se les enseñó que debían ser más sensibles. Se les privó su sed de descubrir, explorar, y fue cambiada por trajes de sastre a la medida y oficinas minimalistas. Se les acuso de renegados y se les confirió a una jaula de 4 paredes llamada oficina, hogar, paternidad responsable, hombres sensibles, aventuras de ciudad. Los hombres han dejado de ser hombres y se han convertido en mujeres.

Por esa razón hay tantas mujeres buscando hombres verdaderos allá afuera, mujeres deseando ser salvadas pero decepcionadas de que ningún hombre se atreva por ellas. Se les exigió ser más sensibles, ser más cuidadosos, ser más higiénicos, ser más responsables, ser más protectores. Se les exigió convertirse en mujeres.

¿Hay esperanza para los hombre que han perdido su identidad aventurera, salvaje y apasionada? ¿Acaso las mujeres se resignarán a vivir con hombres encerrados por exigencias sociales, sin pasión, sin emoción, sin arriesgarse? ¿Es esto todo lo que hay para vivir?

De ninguna manera. Allá, en lo más profundo del corazón del hombre, hay un león intentado despertar y que ha estado vagando en la oscuridad por mucho tiempo. Desde ahora, empieza la búsqueda de ese corazón para ser liberado.

10 nov. 2011

BIEN AZUL, PERO NO PRINCIPE


Las historias de princesas rescatadas de las garras de las malvadas brujas o monstruos han fascinado a las chicas en películas clásicas como La Bella Durmiente o Blancanieves pero también han fascinado a los hombres en películas más contemporáneas como Thor, Spiderman e incluso Ironman.

Pero lo cierto es que lo que pocos han notado es que los tan famosos Príncipes Azules, son bien azules pero  no tan príncipes hasta que encuentran a una princesa.

Es cierto que pocos lo han visto de esa forma, pero en las historias de princesas vemos a un Príncipe Azul venir de la nada y luchar contra dragones, brujas o taxistas groseros con tal rescatar a la chica. Pero nadie sabe de donde vienen y (aunque lo nieguen) nadie sabe que son príncipes sino hasta el final de la película cuando se están casando.

No es que el Príncipe Azul no exista, sino que no es un príncipe hasta que lograr rescatar a la chica.

Para ser Azul no se requiere tanta ciencia. Los hombres somos naturalmente Azules: sedientos de aventura, con ganas de pelear una batalla y sobre todo, anhelando rescatar a una chica. Tener caballos no es necesario, ser alto tampoco lo es. Ser muy rico o muy apuesto, tampoco es indispensable. Lo único que se necesita para ser Azul es ser un hombre... pero un hombre de verdad.

¿Y la princesa? Eso no debe preocuparnos. Porque cada día frente a nuestras narices hay cuando menos una princesa anhelando ser rescatada.

9 nov. 2011

NO SON PRINCESAS, PERO SI APARECEN EN PELÍCULAS



Durante su infancia, la mayoría de chicas de mi generación y generaciones posteriores, fueron rodeadas por un contexto de "princesas". Bien que mal, los padres brindaron a sus hijas seguridad y provisión en mundos casi rosas y con vestimentas y accesorios de princesas medievales de fantasía, fiestas de cumpleaños temáticas con coronas brillantes, vestidos largos y muñecas hermosas. Un mundo de niñas.

No creo arriesgarme al considerar que muchas de estas chicas crecieron con el anhelo de algún día ser rescatadas por su Príncipe Azul. Muchas de las chicas desean ser rescatadas de una u otra forma: de su aburrida vida de estudiante o de la opresión del mundo superficial y vanidoso. Todas las chicas desean ser rescatadas por alguien que puedan amar.

Pero mientras llega el momento en el que son rescatadas, la mayoría de chicas se olvidan que fueron princesas algún día. Sus padres están conscientes de eso, de que son princesas, y los chicos también las ven así, como princesas, pero las chicas viven en un mundo que les exige tanto que simplemente olvidan que son princesas.

Esta serie de publicaciones, hace referencia a aquellos personajess de Hollywood que si bien no son reales, son bastante parecidos a las chicas contemporáneas que a pesar de no estar conscientes de que son princesas, en algún momento son rescatadas por un Príncipe Azul, por un príncipe o al menos por un tipo que se vista de azul.