26 abr. 2010

FELIZ DÍA SECRES


Al haber dedicado un post a mis conocidos señores pilotos, hoy no podía dejar pasar la oportunidad de hablar sobre mis queridas amigas las secretarias. Sé que todos hemos tenido chance de conocer y relacionarnos con alguna de ellas y honestamente, no son lo que parecen, como diría Sam Witwicky "hay más de lo que puedes ver".

Primero lo primero, la función de estas chicas es subestimada muy frecuentemente. Ellas son el rostro de la compañía.

En uno de mis libros preferidos, el autor hacía referencia hacía la historia de una recepcionista que escuchó la conversación entre el presidente de una universidad y un nuevo ejecutivo al que le enseñaba las instalaciones. Ella eso alcanzó a escuchar que tenía una función muy importante, ella le contesta que no lo cree, que lo mas importante que hace en el día es llenar un reporte. El presidente le explica: Cuando un alumno viene primero la ve a usted, si usted no les agrada no vuelven a venir; si no vienen alumnos no habrían ingresos y pronto nos veremos en problemas. Lo ve usted es muy importante.

Lo cierto es que cada secretaria cumple una función muy importante: recepcionistas o asistentes. Los ejecutivos lloran cada vez que su secretaria se enferma, porque tienen que ver como se las arreglan para enviar un fax o revisar los estados de cuenta del año anterior.

Además que algunos de nosotros que somos subordinados, la mayoría de veces ingresamos a la compañía esperando la sonrisa y calurosa bienvenida que nos da esa persona.

Hay todo tipo de secretarias: amables y serias, altas y pequeñas, delgadas y gorditas, rubias y no rubias, con anteojos y sin anteojos. Lo cierto es que todas son personas muy especiales y por esta razón es que la mayoría de personas con las que tratamos son secretarias.

Hay algunos mitos sobre las secretarias que en este momentos desbancaré con un pensamiento: Todos aquellos que piensen que estas chicas son ingenuas, lentas, despistadas o fácilmente impresionables, se tragarán sus palabras; aquellos que también consideren que se pasan todo el día limándose las uñas o maquillándose, están aún más equivocados.

La realidad es que no tienen nada de ingenuas y no se la pasan holgazaneando todo el día. Ya quisiera yo ver a alguien archivando estados de cuenta, enviando faxes, redactando cartas y mails todo el día, revisando la ortografía del jefe, haciendo pedidos, llamadas en conferencia, transferencia de datos, emitiendo facturas, recordando las reuniones de trabajo, citando a clientes o proveedores, actualizando información, sirviendo café (a esos holgazanes que se dicen ser jefes), revisando paquetes recibidos, guardando mensajes específicos para ciertas personas sin equivocar ni un solo datos; y aún así estar en la universidad, cuidar a sus padres y algunas hasta son madres de 2 o más hijos y aún se ven espectaculares.

Y repito nuevamente, no tienen nada de ingenuos o incompetentes.

Personalmente tengo algunas amigas secretarias con quienes comparto mucho más que familiares, amigos de la secundario e incluso del trabajo. Y aprovechando dejo el video de una de las canciones favoritas de una amiga.

¡Feliz día de la secretaria!






20 abr. 2010

NO ES COMO LO HACES... SINO LO QUE SIENTES

No recuerdo si alguna vez he dicho lo raro que pueden verse las personas. Pero lo importante no es como se ven, sino lo que hacen, especialmente tratándose de artistas. Sea músico, pintor, escultor, bailarín, cantante, escritor, una vez sea artista, deja de ser normal y se agrega al grupo de raros que hacen de la humanidad algo que vale la pena sentir.

La música en especial. Esa combinación de sonidos armónicos que en esas miles de vibraciones que viajan como ondas a nuestros oídos y son convertidas en sensaciones agradables. Como diría la señora que enseñó a tocar el piano a Benjamin Button: "no se trata de lo que haces, sino de lo que sientas al hacerlo".

Quien lo hace con el corazón, dejará esa huella en los sonidos que percibimos. Dicha esta aclaración, dejó acá una de mis canciones favoritas de todos los tiempos.


19 abr. 2010

INACCESIBLE


De acuerdo con la teoría de los 4 fantásticos y superhéroes (no comprobada científicamente, pero sí que es una buena metáfora) hemos comparado a los genios elásticos. Hoy probaremos a "las cosas" o mejor dicho "las moles".

Si, ese personaje fantástico que está hecho completamente de roca. Cabeza, manos, corazón y cerebro llenos de miles de diminutas rocas.

Detrás de la imagen grotesca y dura del exterior, dentro hay un corazón noble y humilde. Aquellas personas que "parecen" fuertes emocional o físicamente, pero en su interior son sentimentales. Pueden pelear por horas, soportar grandes pesos, aguantar días enteros trabajando, pero en su interior llegan a ser melancólicos.

Algunos tenemos esta actitud programada de fábrica: introversión. Quienes son introvertidos, generalmente parecen ser apáticos, egoístas, orgullosos, serios o equivocadamente maduros.

Lo cierto es que en su interior son personas que ceden el asiento de la puerta de salida a la chica que entró en el ala opuesta del salón a muchos metros. También ceden un puesto en la fila del banco y algunos hasta dejan de comer lo que acaban de comprar para regalarlo al indigente que les ve por la ventana.

De estos hay miles. Por supuesto, no todos tienen el mismo nivel, algunos son mas introvertidos que otros, y por supuesto, algunos son más melancólicos que otros.

Esto no radica un problema, pero si nos dejamos llevar por la apariencia, seguramente llegaremos a lastimas los sentimientos de una mole, o al contrario, si somos moles podríamos dar una imagen equivocada de lo que somos al tratar de mostrar nuestro exterior.

Generalmente las moles llegan a ser fieles amigos.

7 abr. 2010

GRACIAS LITA

En el capitulo anterior de mi vida, conocí muchas personas que hoy se encuentran en mi lista de contactos principales. Hoy, le dedico este post a una gran amiga que siempre me envía correo basura, pero de vez en cuando, acierta en lo que escribe. Los que me conocen saben perfectamente que odio los correos reenviados y precisamente por esa razón, la entrada de hoy.

(De antemano me excuso del grotesco lenguaje utilizado en este mensaje.
Es decir, esto no lo escribí. Perdón por los errores
ortográficos presentes en este discurso).

-- INICIA MENSAJE--

(o=JaCkY=o)



--- POR QUÉ LAS MUJERES SE TARDAN TANTO...CUANDO VAN AL BAÑO? = esto es machismo nadie sabe lo que padecemos al entrar al baño jajaja...

El gran secreto de todas las mujeres
respecto a los baños es que de chiquita tu mamá te llevaba al baño,
te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro

con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza.
Finalmente te instruía:
"Nunca, nunca te sientes en un baño público'
Y luego te mostraba 'la posición' de karateca,

consiste en balancearte sobre el inodoro
una posición de sentarse sin que tu cuerpo
haga contacto con la taza.

'La Posición' es una de las primeras lecciones de vida de una niña,
súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante
el resto de nuestra miona vida.

Pero aún hoy en nuestros años adultos,
'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está hasta la madre y a punto de reventar.

Cuando TIENES que ir a un baño público,

te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar
que dentro está Brad Pitt.

Así que te resignas a esperar,
sonriendo hipocritamente a las demás mujeres

que también están discretamente cruzando piernas, brazos y apretando el higo, en la posición oficial de "me estoy"meando''...pendejas

Finalmente te toca a ti,
si no llega la típica mamá con 'la nenita que no se puede aguantar más'.

Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas.

¡¡¡¡¡ Todos están ocupados !!!!!

Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo.
Entras y te das cuenta de que el cabrón picaporte no funciona (nunca funciona);
no importa...al fin llegaste y estás ahí

Cuelgas el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspecciónas la zona, el suelo esta lleno de pinchi porquería y de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí,
así que te lo cuelgas del cuello (tipo San Bernardo) mientras miras como se balancea debajo tuyo,
sin contar que te desnuca la correa,

porque el bolso está lleno de chingaderitas
que fuiste metiendo dentro, poco a poco ¡¡¡ ahhhhh !!!
la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso...

Pero volviendo a la puerta...

Como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano,
mientras que con la otra de un tirón te bajas los calzones

y te pones en "la posición...de ranita saltando las vías
¡¡¡ Uffff... Que alivio...... AAhhhhhh !!!, por fin...
Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... Por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas,
los calzones cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 Kg. Colgando de tu pinche cuello.
Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada

pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza ¡¡¡ jamás te sientes...en un inodoro público!!!,
así que te quedas en la "posición de Chivito al Precipicio", con el tembeleque de las pinches piernas...
Y por un fallo de cálculo en las distancias ¡¡¡ Una salpicada finíííííísima...del chorro de miados te salpica
y te moja hasta las medias!!!
Con suerte no te mojas tus propios zapatos,

y es que adoptar 'la posición' requiere una puta concentración.
Para alejar de tu mente esa desgracia,
buscas el rollo de papel higiénico peeero,

nooo hayyyyyy!!!...!
El rollo esta vacío...! (siempre), ¡¡¡ chingada, me lleva... Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos
de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable kleenex,
pero para buscar en tu bolso hay

que soltar la pinche puerta, dudas un momento,
pero no hay más remedio...
Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja
y tienes que frenar con un movimiento rápido

y brusco,
mientras gritas OCUPAAADOOOO!!!
ahí das por hecho que todas las pendejas mionas que esperan

en el exterior
escucharon tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo,
nadie intentará abrirla de nuevo (en eso las mujeres nos respetamos mucho)
Sin contar el garrón del portazo, el desnuque con la correa del bolso,
el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas...y de pilón el pedo que se te salió por el esfuerzo al agacharte


El recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así;
porque su trasero nunca tocó

el asiento de un baño público,
porque francamente,

" Tú, no sabes qué enfermedades podrías agarrarte ahí ".
...estás exhausta, cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo

y tiras de la palanca con el pinche pie, ¡¡¡ sobretodo !!! muy importante.
Entonces vas al lavamanos.
Todo esta lleno de agua, así que no puedes soltar el bolso ni un segundo,
te lo cuelgas al hombro,

no sabes cómo funciona la puta llave con los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca,
y consigues jabón, te lavas en una posición de "Jorobado de Notredame"
para que no se resbale el bolso y quede abajo del chorro....
El secador ni lo usas, es un momento ya inútil, así que terminas secándote las manos
en tus propias nalgas,

por que no piensas gastar tu kleenex para eso y sales...

En este momento ves a tu chico que entró y salió del baño de hombres
y encima le quedó tiempo de sobra para leer la sección de deportes y el clasificado del diario citadino, mientras te esperaba.
'¿Por qué tardaste...tanto?

pregunta el muuuy estúpido.
'¡¡¡Había mucha cola'...te limitas a decir!!!

Y ésta es la cabrona razón, por la que las mujeres

vamos en grupo al baño, por solidaridad,
ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta
y así es mucho más sencillo y rápido
ya que uno sólo tiene que concentrarse en mantener 'la posición' y sobretodo la puta dignidad.


¡Gracias a todas por haberme acompañado alguna vez al Baño y servirme de Perchero o tenedora de Puerta!!!!.....

Pásalo a los hombres que siempre preguntan Mijita ¿Por qué te tardaste tanto en el baño...?

-- FIN DEL MENSAJE--


6 abr. 2010

OTRA VEZ

http://farm4.static.flickr.com/3212/3385821646_365889a547_b.jpg


Le he visto de nuevo. No recuerdo cuando fue la última vez que pude observarle. Fue hace mucho tiempo, pero al mismo tiempo parece que fue ayer. De la misma forma y en el mismo lugar en donde sus pasos son marcados casi todos los días. La misma estación, el mismo lugar.

No estoy seguro de haber visto alguien real. Parece más una visión o un sueño. No puedo asegurar el saber si es o no es ella. Pero estoy convencido de creer que es ella. Solo recuerdo voltear a la derecha y verla descender por el mismo lugar que le he visto varias veces.

La tarde es casi oscura, el reloj casi marca las 7 PM. Se escuchan voces, gritos, murmullos, melodías de fondo. Cientos caminan de norte a sur, de oriente a occidente, en un universo de algunos metros. Las luces bajas, pero lo suficiente para reconocer el rostro de todos. Rótulos y faroles en lo alto, ladrillos y adoquines en lo bajo.

Huellas, rastros invisibles de la voluntad de los hombres y mujeres que van a casa. Esperando nuevamente ver rostros amables. Algunos otros, con esperanza de alcanzar mejores cosas. Otros como máquinas programadas caminan como sin destino ni propósito.

En medio de este caos, su figura aparece de la nada y desaparece en la multitud. Mi corazón palpita casi delatándose en su existencia. Recuerdos. Sueños. Una palabra, un susurro, una oración. No sé que hizo antes, ni sé que hará después, solo sé que allí está.

Pronto la multitud se aquieta y las luces se encogen. El viento sopla en los vidrios. Las luces se acercan y se alejan como acordeón de sueños. Poco a poco el colectivo disminuye su marcha hasta detenerse por completo.

Marcó rojo el semáforo.